miércoles, 7 de abril de 2010

ANTURIO











Con luz y temperatura uniforme, será muy fácil mantener en el interior.
Las hojas son largas y estrechas, nacen del centro y se inclinan hacía el interior. Y las flores suelen ser rojas, aunque algunas veces son rosas, blancas o manchadas.
En verano se debe regar con abundancia, en invierno mantenerla seca.
Es imprescindible una posición iluminada, pero siempre protegida de los rayos solares. La temperatura ideal es: en invierno superior a 15-18ºC.
No necesita podas, pero se debe retirar las flores marchitas.
La multiplicación de hace a través de división en primavera o por siembra.




 
 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada